×

29 de septiembre de 2017. Cárcel del Buen Pastor, Bogotá Patio 6º (…) Tal vez los encerradores de sueños puedan, con su escasa capacidad de asombro sonreírse, por el destino conferido por los dueños de la verdad a estos jóvenes tan alegres de no tener miedo. Tal vez se preguntarán en las audiencias y en todo el compendio de formas en que se “hace justicia” en Colombia, ¿Cómo mantienen viva la risa ?; ¿Cómo en medio de un operativo que NO le montaron a ningún senador corrupto, lograron mantenerse altivos y sonrientes ?; ¿Cómo no lloraron ante sus armas escabrosas y sus ínfulas vulgares de poder mezquino y embustero ?. Con amor infinito, Lina Jiménez Numpaque

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

nuestramerikaeditores@gmail.com

Entradas relacionadas

Capitulo 5 Narraciones peregrinas del barrio Santafé

Por: Jose Acelas Extranjeros en su propia tierra La Bogotá con rostro de mujer y la Colombia de los extranjeros, la Venezuela...

Leer todo