22 edición 112017 ~ Viva el Akelarre y sus Brujas

Pero por mucho tiempo el racionalismo propio de una sociedad “desencantada” como la del gran dinero, -la de los innombrables de este país, asaltando los primeros cargos de la nación, como la rectoría de la UN, – desplazó por irracionalistas a la magia , la intuición y el mito. Sin embargo, estas dimensiones están ahí y se hacen cada vez más presentes y visibles en los movimientos revolucionarios del nuevo milenio, con la urgente reconstitución política de la identidad indígena contrapuesta al criollismo opresor.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.